Presidente cubano, pero que bueno baila usted. Nueva York, EEUU, 2018.

Tomado de : Justo Cruz/ Facebook

Los culpables son los analistas de la CIA y de la Comunidad de Inteligencia de #EEUU, los cubanologos y esos especialistas en mentir que le hicieron creer al mundo que la solución del “problema” cubano se resolvía con “salirse” de los Castros. Se gastaron millones para asesinar a #Fidel porque según ellos matándolo se acabaría la Revolución cubana y por consiguiente el comunismo en la pequeña isla del Caribe lo que le permitiría a algunos empaquetar sus maletas y aterrirzar en La Habana a “recuperar” lo dice que les pertenece.
Culpable son aquellos medios de desinformación que no se cansan de demonizar a #Cuba y a sus dirigentes publicando sandeces y mentiras.
Culpables son los “opositores” y los “periodistas independientes” cubanos que se la pasan de cuenteros.
Culpable fue aquella canción de hace ya más de 20 años y aquel cantante que nos aseguraba aquel día que venía llegando pero que nunca llegó.
Culpable son aquellos que no se cansan de subestimar a Cuba y a su gente.
Culpable eres tú, por creer todo lo que te cuentan esos cuenteros.
Digo culpable porque si los analistas de la CIA conocieran bien a Cuba y a los cubanos, si los medios de desinformación se ajustaran a la verdad y los “opositores” y “periodistas independientes” en Cuba no hubiesen hecho del arte de disentir un modo de vida, si nada de eso hubiera pasado, la sociedad cubana, la estadounidense y muchos cubanos de “afuera” conocieran la verdad sobre Cuba y no estuviesen ahora boquiabiertos, comiendose las uñas y sufriendo cuando ven al nuevo presidente de Cuba, que no se llama Castro, en el centro de #NuevaYork “gozando” de la hospitalidad de la gente buena de esa nación.
Fidel Castro ya no está, Cuba tiene un nuevo presidente y ese presidente llegó a EEUU para hacer un llamado a la amistad entre los pueblos y a la cordura humana.
Un destacado grupo de artistas y promotores culturales de EEUU le dieron la bienvenida en el emblemático edificio de Dakota y los mismos medios de siempre y esos cubanologos de turno están alarmados y pataleando, no pueden entender que hay “buenos vecinos que no levantan muros porque la cultura debe servir para construir puentes”, a decir del destacado actor estadounidense Robert de Niro en el encuentro con el presidente cubano.
La visita del mandatario cubano tuvo su punto culminante la noche de aquel miércoles, cuando fue recibido en la iglesia Riverside de Nueva York; la misma iglesia donde estuvo en el año 2000 el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro. No lo recibieron como a Fidel Castro, lo recibieron como a Miguel Díaz Canel, con el respeto y la admiración que se merece como presidente electo de Cuba y eso es suficiente.
Cuentan los presentes en la Asamblea de las Naciones Unidas que mandatarios y líderes mundiales hacían cola para saludar y fotografiarse con el nuevo presidente cubano durante su estancia en la sede. Cuentan además de los aplausos cuando el presidente exclamaba que en Cuba “no hay espacio para una transición que desconozca o destruya el legado de tantos años de lucha”.
Y como si fuera poco ahora descubrimos que sabe bailar y tocar las congas como buen cubano que es, y que con una tumbadora en la mano es capaz de lograr que la multitud baile a su ritmo en el mismo centro de Nueva York.
¿Qué más se puede esperar de ese nuevo presidente que no se llama Castro?
A ustedes, los incrédulos, pues “abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y saduceos” si queréis entender a Cuba y a su pueblo.
Y que #NadieSeHagaIlusiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s