Autor: cagueiran2018

Los frutos de la indolencia: Cimex revela detalles del acaparamiento en La Puntilla y su investigación.

Tomado de : Granma

Cimex posee 1 600 tiendas en todo el país, y más de 34 000 trabajadores.
Cimex posee 1 600 tiendas en todo el país, y más de 34 000 trabajadores. Foto: Internet

Un trago amargo sufrieron los clientes de la tienda La Puntilla, del municipio capitalino de Playa, cuando el pasado viernes observaron el rostro de la impunidad que señoreaba, en una escena que parecía sacada de algún thriller.
Al menos así lo cuenta uno de los testigos del hecho, el periodista Iroel Sánchez, en un blog cuyo nombre hace justicia a lo que percibían sus ojos: «La Pupila Asombrada». «Organizados casi militarmente y ante la indiferencia cómplice de los empleados, apareció un pelotón de jóvenes forzudos (…) que en pocos minutos compró 15 000 manzanas (150 cajas de cien)», relata.
No por frecuente debe parecernos normal el acaparamiento de recursos ante la escasez de productos. Desde los primeros responsables en ponerle coto –directivos de comercios, cadenas y corporaciones a todos los niveles–hasta aquel que bajo circunstancias determinadas termina comprando el producto a sobreprecio, y permite que situaciones como la antes descrita ocurran ante sus narices, se vuelven cómplices del problema y de su reproducción, si no lo enfrentan.
«Con el empleo de los palets y carretillas de la tienda, las dispuso para su evacuación –continuó contando el periodista sobre el destino de los frutos– utilizando transporte de la propia empresa Cimex, que el jefe del grupo, con total autoridad, reclamaba ­insistentemente desde un teléfono celular, y un lujoso y moderno auto ­negro de chapa particular (…). La calma con que actuaba el “pelotón” sugería la convicción de su impunidad».
La respuesta de una empleada de la tienda fue un espaldarazo a la indolencia: «nosotros no podemos hacer nada». El resto de la «película» usted quizá puede contarla sin haberla presenciado: un Buró de Información vacío, un cartel con los teléfonos de Atención al Consumidor de la Cadena de Tiendas Panamericanas, alguien detrás de la línea que dice conocer la situación y que se ocupan, un gerente que en una hora nunca se personó a dar una respuesta.

LA PUNTA DEL ICEBERG
Como bien aclara el articulista, lo sucedido habla de redes privadas de distribución de alimentos, apañadas en ocasiones por aquellos con la responsabilidad de denunciar y controlar. El texto de marras, replicado en varias páginas web de medios cubanos, generó una cifra significativa de comentarios.
Muchos apuntan al desabastecimiento de las tiendas y a la ausencia de un mercado mayorista como el caldo de cultivo para que ocurran estos fenómenos.
Las argumentaciones, sí, apelan a problemas que la economía cubana debe resolver con eficiencia y prontitud, para que se corresponda con el nuevo escenario que vive el país, de apertura del sector no estatal; no obstante, en qué lugar quedan la ausencia de estrictos mecanismos de regulación y las evidentes fisuras de los que existen, en medio de una economía que entre «llenar las tiendas de manzanas», como algunos refieren, y comprar medicinas e instrumentos escolares en una costosa travesía por mar, ha tenido que optar por lo segundo.
No podemos tapar el sol con un dedo. De las carencias se aprovechan los inescrupulosos. Cuántas veces no hemos visto escasear productos de primera necesidad, como sucedió hace algún tiempo con el papel higiénico, el detergente y los culeros desechables, por solo mencionar algunos ejemplos, que obligaban a la población a adquirirlos en un mercado negro que se alimenta de las irregularidades.
Los acaparadores sacan ventaja de la falta de control y crean peligrosas redes «que lucran con la necesidad de millones de cubanos que dejamos la vida en nuestros centros de trabajo ayudando a mover este país», como dijo un forista.
Que las siete tiendas especializadas existentes en el país, conocidas como Zona +, dos de ellas ubicadas en La Habana, para responder a las necesidades del sector no estatal –en tanto llega el ansiado mercado mayorista–, no satisfacen las demandas de los clientes, también es cierto. Pero justificar la impunidad con las carencias materiales que vivimos los cubanos y cubanas, sería también reconocerles a todos aquellos profesionales con bajos ingresos, el derecho a lucrar con su trabajo.
La honestidad constituye un valor, y ese no tiene costo en el mercado. Quien lo posee intentará suplir sus necesidades con el fruto de su trabajo honrado, y no viviendo del sudor de los demás.
Válido resulta, como hizo un usuario en las redes sociales, no olvidar una frase de Fidel sobre el tema, que expresó tan tempranamente como el 13 de marzo de 1961: «Cuando se habla de la escasez de algún artículo, inmediatamente sale mucha gente a comprar ese artículo y produce una escasez artificial, los acaparadores que se llevan esos artículos (…). Si un artículo va a faltar que falte, pero que el artículo no falte porque vaya una plaga de es­peculadores a comprar (…) para venderlos más caros. Y el pueblo debe ser el principal encargado de combatir esas actividades, y los agentes del orden público deben colaborar con el pueblo en combatir esas actividades».

DENUNCIAR, UN DEBER CIUDADANO
El hecho de La Puntilla no es aislado y habla también de las fallas en la gestión de una empresa. Los propios internautas han denunciado sucesos similares en otras tiendas.
En el establecimiento citado, perteneciente a la Sucursal Oeste, cuenta Betty Rodríguez que algunos de sus empleados suelen andar «en grupo conversando, comiendo hasta en la propia caja del mercado, gritándose y con la música a todo volumen».
Refiere la usuaria en el portal CubaSí que no son pocos los empleados que «te atienden sentados cómodamente, y en el 90 % de los casos tienes que pedir permiso por interrumpir su charla personal».
A la ausencia de cerveza Cristal y Bucanero, y malta nacional, hacen referencia varios foristas, entre ellos «Chachareo». «Sabemos que no encuentras una Cristal en un Cupet o bar, y no faltan en los paladares más caras (…), en mi barrio hay dos paladares y como cinco timbiriches, solo un Cupet en esa área, cuando entra la cerveza se la llevan toda».
«Sucede con los detergentes, pollos, lámparas de luz fría, cervezas, refrescos (…), y después los ves en las candongas y paladares al doble de su precio», refiere Gurry, a lo que Manuel1935 añade que «es necesario frenar la corrupción (…)», y encontrar los responsables directos y a quienes los encubren.
Ello ratifica, también, la necesidad de fortalecer los sistemas de atención a la población, no pocas veces disfuncionales. Participar en la educación de una ciudadanía responsable pasa por fortalecer estos mecanismos, por hacerla partícipe de esa fiscalización.

SE INVESTIGAN LOS SUCESOS
En entrevista con Turey Abraham Veciano Trujillo, vicepresidente comercial de Cimex, este rotativo conoció, al cierre de esta edición, que los acontecimientos de la tienda La Puntilla se encuentran bajo investigación y que la información hasta el momento es preliminar.
Un análisis administrativo se lleva a cabo entre todos los responsables, trabajadores de la tienda, el complejo y la Sucursal Oeste a la que pertenece, y la empresa Cimex. Luego, se realizará la denuncia a la Fiscalía.
Indiscutiblemente, admitió Veciano Trujillo, hay una indisciplina de carácter «muy grave» y un delito que debe tipificarse al concluir la investigación, por la venta a un solo cliente con evidente beneficio de algunos trabajadores, y el uso de transporte de Cimex, que no estaba autorizado a trasladar esa mercancía.
El transporte que usaron es el que emplea la empresa para las tiendas virtuales que tiene en toda Cuba, una forma de comercio electrónico que funciona para cubanos residentes en el exterior, que les permite hacer compras en la Isla y tienen la opción de la entrega a domicilio o la recogida en el establecimiento. «En La Habana, la tienda está ubicada en Carlos iii, a la que pertenece el vehículo», explica Veciano.
Referente a los límites de venta de los productos, admitió que la entidad se ha centrado en los que más demanda tienen: la cerveza Cristal y Bucanero, y la malta Bucanero. Aun así, «existen indisciplinas de personas que los venden al por mayor, lo que ha provocado la separación de Cimex en todos los casos que se detectan».
Así sucedió, además, con los culeros desechables, que se llegó a regular la venta a cinco paquetes –dijo Caridad del Carmen Hidalgo, gerente general de la Sucursal Oeste–, por ser un producto que escaseaba.
No obstante, la entidad no posee una política encaminada directamente a impedir el acaparamiento, a no ser en situaciones puntuales de carencia. «Por intuición propia, la unidad ­comercial tiene que saber qué productos escasean y no pueden vendérselo a una sola persona», expresó Veciano.
Solo que la intuición no basta, y es responsabilidad de la empresa tomar medidas certeras que no permitan la impunidad de sus trabajadores ante casos como este.
Sobre las medidas de la entidad para frenar las ilegalidades, Granma accedió a informes que hablan de acciones de supervisión y control. En solo el primer semestre del año, por ejemplo, ascienden a 2 676, las que generaron la aplicación de 1 719 medidas disciplinarias a trabajadores y 101 a cuadros; entre estos últimos, 35 fueron demociones definitivas.
Entre las principales deficiencias detectadas en las acciones de supervisión, se encuentran la introducción de mercancías, existencia de faltantes y sobrantes de efectivo, filtraciones en techos y hacinamiento de productos, morosidad en el tratamiento de las mercancías declaradas como mermas comercializables, incumplimiento de la logística de almacenaje establecida, y que no se realizan arqueos sorpresivos a cajas, entre otros elementos.
El análisis de las causas que reproducen estas problemáticas se centró en la falta de control administrativo, monitoreo y exigencia, y la inobservancia de las normativas e indicaciones internas.
Además, las quejas recibidas por el Número Único de Atención al cliente (0800 00724) –que en el 2018 llegaron a 8 635–, apuntan a maltrato a los clientes, problemas con los servicentros (horarios de atención, cambio de turno, falta de combustible en los horarios pico, falta de productos en los mercados, Cupet cerrados), dificultades con los inventarios en las unidades comerciales que impiden la adecuada actualización de la aplicación Dónde hay, venta de productos vencidos sin la debida rebaja, desabastecimiento, alteraciones en los precios de los productos… Y la lista continúa.
Asimismo, las entidades de Cimex reciben auditorías externas de su organismo superior, del Grupo de Administración Empresarial, realizan acciones de capacitación y trabajo político que involucran a las organizaciones políticas y de masas, según se conoció.
No obstante, los no pocos hechos denunciados demuestran visibles fallas en esos mecanismos, la carencia de sistematicidad, la insuficiente exigencia…
Ante este tipo de hechos, la actitud no puede ser aceptar, per se, que las carencias pueden justificar la especulación, lo que significaría, como diría en su blog el intelectual Miguel Cruz, a propósito de esta problemática, «resignarnos a que hoy nos dejen sin manzanas y mañana sin otras cosas (…). La impunidad suele ser el primer síntoma de la anarquía, esa que asoma su presencia peluda allí donde complacencia, tolerancia y temor se hacen a un lado para que desorden y lucro hagan de las suyas».

Sobre la protección al consumidor

Conceptualización del Modelo Económico: Aplicar un sistema eficaz de protección al ciudadano como consumidor, que comprenda desde la concepción del producto o servicio, su diseño, envases, embalajes, información objetiva sobre sus cualidades, servicios de información de mercado, garantías, indemnización, resarcimiento material y moral –según proceda de acuerdo con la ley– políticas y regulaciones de precios sobre aquellos bienes de interés social, entre otros.
Lineamiento 264: Perfeccionar la protección al consumidor adoptando medidas que coadyuven a asegurar sus derechos por quienes producen, comercializan y prestan servicios en general.
Del Proyecto de Constitución: Artículo 89. Todas las personas tienen derecho a consumir bienes y  servicios de calidad y que no atenten contra su salud, y a acceder a información adecuada y veraz sobre estos, así como a recibir un trato equitativo y digno de conformidad con la ley.

ALGUNOS ASPECTOS DE LA RESOLUCIÓN NO. 54 DEL 2018

Derechos de los consumidores:
Recibir productos y servicios que cumplan con los requisitos de calidad, insumos del servicio y de seguridad establecidos.
Recibir protección contra la publicidad comercial falsa o engañosa y práctica desleal de los proveedores.
Satisfacer sus necesidades con un adecuado y oportuno abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad, con especial atención a los grupos vulnerables.
La protección de sus intereses económicos, que les permita adquirir productos y servicios con adecuada relación calidad-cantidad-precios, recibir la factura o comprobante de venta en los servicios que se establezcan o se soliciten por el cliente, así como la entrega completa del dinero que excedió al efectivo entregado por el bien o servicio recibido, incluyendo la moneda fraccionaria.
Comprobar el peso del producto adquirido en el área destinada al respecto.
Que se muestren en un lugar visible los precios de los productos y servicios que se ofertan.
Acceder a una información veraz que posibilite elegir conforme a las necesidades, expectativas, deseos y preferencias.
Acceder a la información sobre los requisitos a cumplir en los establecimientos en aras de un mejor disfrute de los servicios que se oferten.
Contar con garantía, compensación, indemnización y reparación por daños y perjuicios causados, cuando corresponda.
Participar en el intercambio de opiniones en los procesos de decisiones que los afecten.
Acceder a modalidades sostenibles de consumo, en las que se reduzca el uso indiscriminado de recursos naturales, materiales tóxicos y la emisión de desperdicios  y contaminantes, de tal forma que no pongan en riesgo las necesidades de futuras generaciones.
Disponer de vías y mecanismos para tramitar cualquier insatisfacción, reclamación, conflictos entre consumidores y proveedores por daños, individuales o colectivos, tanto por la vía administrativa como judicial.
Que se le dispense un trato amable, transparente, equitativo, no discriminatorio ni abusivo en relación con las condiciones de calidad, cantidad, precio, peso, volumen, medida de los productos y servicios de cualquier naturaleza que adquieran.
Que se le muestre el funcionamiento, manipulación o las propiedades de los productos ofertados.
Protección a la privacidad y seguridad de los datos de los consumidores.

Deberes de los consumidores:
Realizar una valoración justa y objetiva sobre sus relaciones de consumo.
Informarse sobre las características de los productos y servicios antes de efectuar el acto de compra.
Ejercer el derecho a defenderse ante cualquier insatisfacción en el acto de consumo.
Manifestar su inquietud de forma respetuosa.
Respetar las normas y requisitos establecidos por el proveedor en el intercambio de bienes y servicios.
Cumplir con las normas de conducta y cuidado de la propiedad social, acorde con las exigencias o requisitos del lugar donde adquiere el bien o servicio.
Contribuir al cuidado del medio ambiente y a la protección de sus recursos.

Anuncios

Trump mantiene vigente otro año la Ley de Comercio con el Enemigo para Cuba.

Tomado de : Cubadebate

La Ley de Comercio con el Enemigo de los Estados Unidos entró en vigor en 1917, durante la Primera Guerra Mundial. En la actualidad, Washington la aplica a un solo país en el mundo: Cuba.

La legislación es tan antigua que el presidente de turno tiene que prorrogar su aplicación cada año para que no entre en desuso.

Eso fue precisamente lo que hizo el presidente Donald Trump este lunes, como mismo han hechos sus predecesores desde la administración de William Clinton, bajo el argumento de los intereses de “seguridad nacional”.

Aunque es una de las partes componentes del bloqueo económico, comercial y financiero que aplica los Estados Unidos contra Cuba, la Ley de Comercio con el Enemigo no es la única en vigor y su eliminación no implicaría en ningún sentido el fin de la política de agresión contra Cuba.

De hecho, acápites de esa Ley se utilizan en la actualidad para otorgar licencias específicas que autorizan el limitado comercio e intercambio entre La Habana y Washington.

Las posibilidades que otorga la Ley de Comercio con el enemigo son claves para la capacidad ejecutiva de conducir la política hacia Cuba, ya que el presidente no tiene la capacidad de eliminar por su cuenta el bloqueo, que desde marzo de 1996 está codificado en la Ley Helms-Burton.

El presidente Barack-Obama utilizó las facultades ejecutivas para aumentar el comercio con Cuba como parte de su política de deshielo a partir del 17 de diciembre del 2014. En los últimos doTrump.jpgs años de su administración se firmaron un total de 22 convenios en campos tan diversos como el restablecimiento de los vuelos aéreos y el cumplimiento de la Ley.

Pero las relaciones se han vuelto a congelar desde la llegada a la Casa Blanca de la actual administración republicana. El cambio de política anunciado por el presidente Donald Trump el 16 de junio del año pasado en la ciudad de Miami implicó el reforzamiento de la aplicación del bloqueo y nuevas restricciones para los viajes de los estadounidenses a Cuba.

Asimismo, bajo argumentos sin evidencias científicas, Washington mantiene clausurados los servicios consulares para los cubanos de su Embajada en La Habana, que trabaja únicamente con personal de emergencia.

La madeja del bloqueo

Entender la manera en que la Ley de Comercio con el Enemigo juega un papel doble en las relaciones con Cuba no es sencillo: por un lado es la base del bloqueo y, por otro, la principal vía para abrirle algunos agujeros.

En primer lugar, es clave entener que el bloqueo resulta una compleja madeja seudolegal integrada por distintas normas con diferentes jerarquías, que van desde simples proclamas hasta otras de mayor rango como disposiciones gubernamentales y leyes.

La Ley de Comercio con el Ene­migo fue la base legal en la que se sustentó la Proclama Presidencial 3447 emitida por John F. Kennedy en febrero de 1962, la cual decretó la suspensión del comercio como arma de asfixia económica contra la joven Revolución cubana.

Pero, cuando la Helms-Burton codificó el bloqueo, también preservó la autoridad presidencial de autorizar licencias para hacer determinadas excepciones.

Aunque los trasfondos legales son difusos incluso para los entendidos, la clave del asunto radicaría en que unas legislaciones se sobreponen sobre las otras a lo largo de los años, pero no se anulan.

De tal manera que aún están en vigor los estipulados de la Ley de Comercio con el Enemigo, de la Ley de Asistencia al Exterior de 1961 y de la Ley de Administración de las Ex­portaciones de 1979, las mismas que empoderan a los departamentos del Tesoro y de Comercio para manejar la aplicación del bloqueo en la práctica, mediante los sistemas de normativas conocidos como las Re­gulaciones para el Control de los Ac­tivos Cu­banos y las Regulaciones para la Administración de las Expor­taciones.

Aunque parezca contradictorio, a través de la renovación de la Ley de Comercio con el Enemigo, Trump está manteniendo la capacidad de transformar la política hacia Cuba. Otro asunto es su interés real en hacerlo. 

Del “ataque sónico” a las microondas en Cuba, la saga de inconsistencias del Departamento de Estado.

Tomado de: Granma

Cuando parecía que había llegado al límite, esta semana se volvió aún menos creíble la historia de un grupo de diplomáticos estadounidenses que supuestamente enfermaron en Cuba.

Estados Unidos considera ahora a las ondas de microondas como las “principales sospechosas” de los síntomas reportados por miembros de su personal de la Embajada de La Habana.

En menos de dos años se ha pasado de “ataques acústicos” a virus y de conmociones cerebrales a ondas de microondas, sin que se presente una sola evidencia concreta.

El New York Times publicó el sábado 1 de septiembre un artículo titulado “Armas de microondas son las principales sospechosas de la enfermedad de los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos”.

Douglas Smith, director del Centro de Lesiones Cerebrales y Reparación de la Universidad de Pensilvania, aseguró al diario que los supuestos afectados sufrieron lesiones cerebrales y las microondas están en la mira de los investigadores.

Las reflexiones de Smith reciben una gran atención, pues es uno de los autores que ayudó a escribir el artículo sobre el brote de la misteriosa enfermedad en Cuba en la Revista de la Asociación de Medicina Estadounidense (JAMA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, el reporte de JAMA de febrero pasado  no hace mención alguna a las microondas, un tipo de onda muy presente en la vida moderna.

Los teléfonos móviles y lo hornos para calentar la comida se cuentan entre los múltiples equipos que utilizan las microondas.

“Ninguna teoría sin fundamentos resistirá por mucho tiempo el escrutinio público y científico, y esta se desmoronará por sí misma, como ha pasado hasta ahora”, dijo al diario Granma el director General de Estados Unidos de la cancillería cubana,  Carlos Fernández de Cossío, respecto al último intento de Washington por justificar sus acciones.

“Lo que sí se ha demostrado es lo que científicos de Cuba, Estados Unidos y otros países sostienen y que el Gobierno de la Isla está diciendo desde el principio, es que es falsa la existencia de ataques y eso lo sabe perfectamente el Gobierno norteamericano, porque ha tenido múltiples maneras de comprobarlo”, añadió.

Fernández de Cossío dijo que “el uso del término ataque entraña una manipulación política deliberada que cumple con una agenda predeterminada y perjudica a ambos países”.

39915904_1320649728071373_3151576170294136979_n-768x768.jpg

Por su parte, Mitchel Valdés-Sosa, director General del Centro de Neurociencia de Cuba y miembro del Comité de Expertos cubanos que se estableció  para estudiar las alegaciones estadounidenses, señaló que resulta llamativo que esta historia llegue justo cuando crecen los cuestionamientos, en Estados Unidos y a nivel internacional, sobre el artículo de la revista JAMA que en primer lugar estableció el supuesto daño cerebral.

“Ya no pueden sostener que la causa es el sonido y están tratando de argumentar que se trata de microondas”, dijo al sitio Cubadebate.

Incluso esta hipótesis de las microondas, de acuerdo con el científico cubano, se basa en que todos los diplomáticos están enfermos o que sufren los efectos de un agente externo único. “Eso es cuestionable”.

Valdés-Sosa sostiene que que si uno mira cuidadosamente la evidencia médica presentada hasta el momento, aunque es muy escasa, resulta claro que no existen pruebas conclusivas y la variedad de síntomas presentados puede responder a múltiples causas ajenas a  Cuba, como puede ser la hipertensión o traumas anteriores.

Respecto a la posibilidad de que las microondas puedan causar el tipo de efectos que sostiene el New York Times, Valdés-Sosa tampoco se muestra convencido.

“Hay una literatura muy especulativa, muy tipo expedientes X o de teorías de la conspiración, que establece que las microondas se han utilizado para hacer daño a la salud”, dijo. “Ni siquiera las agencias de los Estados Unidos lo aceptan como algo válido”.

“Pensamos que es un barraje propagandístico y no hay evidencias sólidas que lo apoyen”, concluyó respecto al escrito del New York Times.

El sociólogo médico del Botany Downs Secondary College de Nueva Zelanda, Robert Bartholomew, coincide con su colega cubano.

En un reciente artículo, Bartholomew critica que el texto de JAMA haya incluido frases como “debemos continuar reteniendo información sensitiva” y “a pesar de la naturaleza preliminar de los datos”.

Siempre que los científicos piden guardarse información y que confíen en ellos,se dispara una señal de alerta roja, señaló.

El estudio de JAMA, agregó, está lleno de fallas y aseveraciones sin sustento en los datos. “El hecho de que comenzaran el artículo apuntando que su objetivo era describir las manifestaciones neurológicas que sucedieron a la exposición a una fuente de energía desconocida, nos dice todo lo que necesitamos saber”.

Esta declaración demuestra una falta de rigor científico desde el comienzo, dijo.

39928567_164290561114999_1917018397185462530_n-768x768.jpg

Respecto a la nueva teoría de las microondas, Bartholomew también la descarta.

“La problemática de esta hipótesis es que requeriría un transmisor masivo y el blanco tendría que estar muy próximo a la antena. Esto no es factible, sencillamente”, dijo.

El mal manejo de este caso por parte del Departamento de Estado es una receta para que lo que el científico llama “El susto de los ataques acústicos” (o “el pánico a las microondas”).

“Los Estados Unidos tienen más de 300 embajadas físicas, consulados y misiones diplomáticas alrededor del mundo, con miles de empleados, desde Afganistán a Zimbabwe. Todos ellos están ahora en la búsqueda de vagas señales de enfermedad relacionadas con el sonido”.

Este es un escenario clásico de histeria colectiva, señaló. “El terreno ha sido preparado para futuros ataques por la vía de la sugestión masiva. Como resultado, esta saga parece destinada a continuar sin un fin a la vista”.

Facebook sobre caída de sus servicios: “Casi hemos solucionado el problema”

Tomado de: Cubadebate

Un problema en la red provocó la caída temporal a nivel global tanto de Facebook como de WhatsApp, Instagram y Messenger, servicios también propiedad de la compañía, durante un periodo de aproximadamente noventa minutos.

El corte fue detectado primero por la web encargada de identificar errores relacionados con distintos servicios de Internet, Down Detector.

El portavoz de Facebook, Jay Nancarrow, realizó unas declaraciones en las que confirmaba que “hoy temprano, un problema en la Red causó que algunas personas tuvieran problemas para acceder o publicar en varios servicios de Facebook”.

Nancarrow también explicó que “lo investigamos rápidamente y comenzamos a restablecer el acceso, y casi hemos solucionado el problema para todos”, por lo que los cortes en el acceso a Facebook y otros servicios desparecieron hacia las 6 de la tarde, hora de Cuba.

El problema no estaba ligado a una única localización, pues a partir del mapa de detección de los cortes en Down Detector se puede apreciar que se experimentaron caídas de forma notable en ambas costas de Estados Unidos, el sureste de Canadá, Inglaterra, Francia, Australia y Japón.

Preside Díaz-Canel el Acto Nacional por el inicio del curso escolar 2018-2019 (+Fotos)

Tomado: Granma

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó este lunes en La Habana Vieja el acto por el comienzo del curso escolar 2018-2019, en el que abren sus puertas más de 10 mil centros docentes para cerca de dos millones de estudiantes.

El Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó este lunes en La Habana el acto por el comienzo del curso escolar 2018-2019, en el que abren sus puertas más de 10 mil centros docentes para cerca de dos millones de estudiantes.

El mandatario asistió a una ceremonia en la escuela primaria Rafael María de Mendive, inaugurada este lunes más de 150 años después de que en la misma estudiara el héroe nacional de Cuba, José Martí.

La ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, el historiador de La Habana, Eusebio Leal, el embajador vietnamita en la isla, Nguyen Trung Thanh, y otros invitados participaron en el acto en la instalación que lleva el nombre del maestro del prócer independentista.

Los presentes reconocieron a la Oficina del Historiador de la capital por la remodelación de la escuela, antiguo colegio de San Pablo, que conserva su estructura colonial y algunos de los muebles del siglo XIX que utilizó Mendive. (PL)

La historia de la única sobreviviente del accidente aéreo en Cuba.

Tomado de: Cubadebate

Tras más de 70 días de una fiera batalla por su vida, Mailén Díaz Almaguer parte del hospital Calixto García, donde ha dejado un antes y un después. Ya lo más duro ha pasado. La rescataron de impredecibles zarpazos de la muerte, y ahora comenzará una nueva fase de estabilización y rehabilitación en el Hermanos Ameijeiras.

Mientras la trasladan en camilla hacia la ambulancia, la joven lanza besos al aire como solo puede hacerse a los 19 años. Y llora hacia adentro, silenciosamente, con una precoz nostalgia. Del lado de acá, también lloran los “sanadores” primeros de la única sobreviviente del accidente aéreo del 18 de mayo pasado en La Habana: médicos, enfermeras, sicólogos y demás trabajadores del Calixto, contagiados para siempre del síndrome afectivo que les ha legado Mailén. Sienten su ausencia luego de tantas jornadas sin relojes ni descansos por salvarla.

El hospital Calixto García, el más experto y sabio en el tratamiento a pacientes politraumatizados, recibió aquella tarde de viernes a Mailén, a Gretell Landrove Font y a Emiley Sánchez De la O. Comenzaría así un insólito combate, que implicó aunar equipos multidisciplinarios de la medicina, con expertos también de otras instituciones de salud. Talento y agallas para atender a lesionados de un avión que se estrella poco después de despegar. Son pocos los que se salvan de esas tragedias aéreas, pero quedan dislocados en cuerpo y alma de tanta fiereza. Y solo sobrevivió Mailén.

El doctor Esteban Reyes, profesor principal de Medicina Intensiva y Emergencia, también siente el traslado de la  paciente hacia el Hermanos Ameijeiras como si se le fuera algo de muy adentro. No es para menos. El acompañó al eminente Armando González, jefe de la sala de Terapia Intensiva del Calixto, en la gran confabulación por la vida de Mailén, junto a tantos notables y expertos galenos de distintas disciplinas e instituciones médicas reunidos allí.

Se le quiebra la voz cuando habla de la muchacha a un profesional que ha visto y tratado tanto sufrimiento humano. Pero retorna al equilibrio para explicar la complejidad del caso: lesiones a nivel de columna, cervical, torácica, dorsal, en extremidades, tibia, peroné, pelvis, quemaduras, lesiones a nivel de glúteo, que requirieron de curas y drenajes frecuentemente. Por la afectación medular, quedó parapléjica, y su organismo drenó por diversos sitios, lo que trajo complicaciones.

Hubo intervenciones quirúrgicas, estabilizaciones y desestabilizaciones, avances y retrocesos en su sistema hemodinámico. La evolución no fue nada lineal en una paciente en estado tan crítico, con constantes peligros para su vida y las enfermedades oportunistas que comprometen e inmunodeprimen.

Desde la fase de emergencia y urgencia, mientras se trataba a la joven con denuedo y enfoques médicos sistémicos, se priorizó la atención esmerada a los familiares, que al principio estaban en estado de shock y no se movían de un local asignado en el hospital. La información precisa y constante, con prudencia y tacto, pero siempre con la verdad en la mano. Era una especie de equilibrio entre expectativas reales y esperanzas. Eso, además de las atenciones que tuvieron desde los más altos niveles de decisión del país.

Vamos, hay que seguir luchando

Todos en el equipo multidisciplinario coinciden en que es una familia sencilla de pueblo, muy colaborativa y unida, con valores humanos, cooperación y receptividad, por encima de sus penas e incertidumbres. Pero, especialmente, la abuela fue el pilar. Una señora de gran sensibilidad, fortaleza y confianza en que su nieta se salvaría. Con el ánimo siempre arriba. En los momentos más difíciles era quien levantaba al resto, y decía: “Vamos, hay que seguir luchando”.

Entre el equipo y Mailén fue germinando un toma y daca, una retroalimentación biunívoca que fortalecieron los estoicismos y esperanzas respectivos. No era una paciente común. Sí escuchaba, y mantenía comunicación. Aún con una traqueotomía, y sin poder hablar, hablaba, asentía o negaba con sus ojos intensos y bellos. Reflejaba pena o alegría. Todos los que la atendieron allí confiesan que es una muchacha muy hermosa, en lo externo, y en eso que va por dentro y le dicen alma. Tiraba besos a médicos y enfermeras, y les manifestaba que los quería, con sus códigos emergentes.

En las estrategias de comunicación con la paciente y su familia tuvo especial protagonismo el equipo de sicólogos, liderado por Jesús Efraín Ajuria Lauzurique, jefe de esos servicios en el Calixto García. Los especialistas fueron percatándose de que la joven estaba desorientada desde el punto de vista temporal y espacial, y había desarrollado una reacción al trauma.

Amputada la pierna, no la esperanza.

Un momento muy difícil fue la preparación para la amputación de la pierna izquierda, al nivel de la rodilla, que a pesar de todos los esfuerzos, ya comprometía su vida. Primero el tratamiento fue con la familia, pero a la paciente, en esa situación que tenía, inmunodeprimida, no se le podía anticipar nada sobre lo que resultaba imprescindible.

Después de la operación, la muchacha indagaba por su pierna, como que intuía algo. Y para asearla le ponían un parabán en la mitad del cuerpo. Las enfermeras le enrollaban una colcha en el sitio. Pero ella sospechaba…  Y en el momento indicado fue que se le comunicó, con muchos argumentos y cuidados.

Otra situación crítica se dio dos semanas antes de que marchara hacia el Hermanos Ameijeiras: un empeoramiento respiratorio y cardiocirculatorio producto de la lesión a nivel cervical. Y de este fueron saliendo de forma progresiva gracias a la estrategia multidisciplinaria, hasta que se pudo marchar con el mínimo de antibióticos y con la perspectiva de suspenderlos al final.

Desde un principio la comunicación fue decisiva. Se idearon muchos artilugios. Primero, una especie de alfabeto en una hoja, y quien la atendía iba deslizando sus dedos sobre este, letra a letra, como en una güija, hasta que Mailén asintiera con los ojos en la indicada. Así, lentamente, se armaba una frase de ella. Ya después articulaba las palabras aunque no las pronunciara, y sus interlocutores aprendieron a leer los movimientos de sus labios.

Una paciente excepcional.

La excepcionalidad de Mailén como paciente fue revelándose con los días. Ella facilitó sobremanera el tratamiento porque expresaba su consentimiento y comprensión de cada paso, aunque tuviera dudas e incertidumbres. Siempre la salvaba su sensibilidad, su elevado componente afectivo, su cariño expansivo y una estoicidad a toda prueba, que emergió en las dolorosas y cruentas curas de sus lesiones, entre las caricias de sus enfermeras, que ocultaban una que otra lágrima.

Ellas, que la cuidaban las 24 horas, se enternecen al mencionarla. Todas actuaban en consonancia con las estrategias y órdenes del equipo médico, pero le insuflaban su aliento muy personal. Estaban allí, a su cabecera, velándola y atendiéndola como a una princesa. Y como Mailén es dulce y juguetona, hasta presumida, le cambiaban todos los días de peinado, le pintaban los labios, le echaban cremitas en el rostro. Le ponían hebillas en el pelo, le lavaban el cabello con buen champú que traían de sus casas.

Todo el mundo la complacía. Hubo médicos que le traían bombones. Y hasta se mandó a buscar a Holguín un muñeco de peluche que le acompañaba desde su infancia. Le pusieron una bocinita de música. La seño Evelyn le cantaba la canción Chiquita mía, de Álvaro Torres, que fue tema de la celebración de los 15 de Mailén.

Lo colectivo puede más.

Fueron más de 70 días excepcionales y una lección final: el trabajo colectivo y multidisciplinario puede mucho más, fortalece la experiencia de cada quien y su visión sistémica de la medicina, al tiempo que, en los momentos más difíciles, desarrolla las relaciones afectivas no solo con el paciente y sus familiares, sino entre los propios miembros del equipo. Es una ganancia humanista también.

Hay curiosas coincidencias en la vida: Onelia Solano Basulto, sicóloga de la sala de Terapia Intensiva, con apenas 26 años, había comenzado a trabajar allí en el Calixto solo unas semanas antes. Y la holguinera fue su prueba de fuego, pues le ayudó a creer para siempre que su lugar es ese, de cara a lo difícil y tenso. El doctor Armando González, durante muchos años jefe de Terapia Intensiva, fue el timonel de esta expedición arriesgada por Mailén, antes de jubilarse ya con 70 años, y habiéndolo visto y enfrentado todo, o casi todo. Enigmas cuasi genéticos de la medicina cubana, entre uno que parte y otra que llega.

Al mencionar a Mailén y su ida en pos de otra etapa de recuperación y rehabilitación, todos los que encuesté, desde el más encumbrado especialista hasta la trabajadora más humilde del hospital, confesaron que la extrañan y que sienten como un vacío desde que se fue.

Le pregunto al profesor Ajuria si cree que algún día esta singular paciente se aparecerá en el Calixto. Y responde con un brillo en los ojos: “Más que aparecerse por aquí, lo más importante es que Mailén sea una muchacha muy feliz sin su pierna. Ella se lo merece”.

Confesiones de un médico.

“Llevo laborando 30 años en el hospital Calixto García. Comencé de enfermero, y después estudié Medicina. Me especialicé en Angiología.

“El caso de Mailén me obligó y me va a seguir obligando a ser más integral como médico, pero también a elevar mi sensibilidad humana como profesional.

“Tengo mucha experiencia con amputados en mi especialidad. Pensé  que ella se iba a desplomar, pues es una muchacha de apenas 19 años. La mayoría de las personas se deprimen en esas circunstancias; sin embargo, ella no se derrumbó.

“Esta paciente trajo discusiones fuertes, y al mismo tiempo hermosas, en el equipo multidisciplinario, así como debates entre las distintas especialidades. Teníamos un afán feroz por salvarla y nadie quería fallar en su especialidad. Aprendimos más medicina en estas discusiones, porque tuvimos que recordar y desempolvar conocimientos.

“Los profesores de Rehabilitación también jugaron un papel vital. Era un intercambio valioso, siempre liderado por la profesora Olguita, designada por el Ministerio de Salud Pública, y por nuestro director entonces, el doctor Carlos Alberto Martínez Blanco.

“Martínez era como el árbitro, el moderador. Él nos calmaba y nos exhortaba, y siempre nos decía: “Sin prisa, pero sin pausa””.

Lo positivo, ahora que Mailén está en el Hermanos Ameijeiras, es que el profesor Pardo, jefe de Terapia Intensiva de ese hospital, fue parte de nuestro equipo desde el comienzo. Y conoce esta historia tanto como nosotros. Con él aprendimos cómo se discute un caso. Yo respeto mucho con qué carisma y técnica este profesor da un criterio.

El día que trasladaron a Mailén fue muy triste. Es que ya no éramos paciente y profesionales de la salud. Éramos más que familia. No la hemos visto más.

Si me preguntan diría que hubiésemos querido que la recuperación hubiera concluido en el Calixto, pero también entendimos que ya el hospital había cumplido su misión, que era preservarle la vida. Muchos de nosotros desearíamos volver a atenderla. Lo más importante es la satisfacción de haber aportado lo nuestro en su evolución”. (Doctor Ifrán Martínez Gálvez, subdirector del hospital Calixto García)

José Daniel Ferrer y el sistema jurídico-penal cubano..

Por: Jennifer Blanco

Aunque no fue de mucho  revuelo en las redes sociales en el día de ayer por  la liberación de José Daniel Ferrer. Me gustaría hablar al respecto con todos mis amigos de la red y hacer algunos análisis.

Quedó demostrado con su salida en primer lugar, la justeza de nuestro sistema jurídico-penal ya que a Ferrer García después de analizar toda la información que se tenía con respecto a su caso, se determinó aplicarle un cambio en la medida y  la tipificación de su delito, ya no se le va a procesar por asesinato en grado de tentativa sino por atentado,  por lo que a raíz de esto se tomó la decisión de  ponerlo en libertad inmediatamente.jd

Creo que la fiscalía no tuvo en cuenta el hecho de que José Daniel  era opositor y se le trató como a cualquier ciudadano cubano que cometiera un delito. Hechos como estos demuestran la transparencia de nuestro sistema, su justeza y claridad.

 

 Yo no soy abogada ni conozco las especificidades de leyes  pero creo que cualquier persona puede llegar a esta misma conclusión, la respuesta a su excarcelación no es que la campaña mediática utilizada por ellos surtió efecto, no se dejen engañar amigos, porque si fuera de interés de nuestro gobierno tener a José Daniel en prisión ya  lo estaría. La respuesta está ahí en la justeza.

Otra cosa Ferrer perdió y mucho con lo ocurrido por mencionar algunas cosas  les diré: perdió poder en la UNPACU  ya que Carlos Amel se realzó como figura representativa dentro de la organización, perdió credibilidad ya que muchas de las publicaciones realizadas se pudo constatar que eran mentira y si continuara hablando amigos no tendría cuando acabar.

Entonces lectores podemos decir ¿que el gobierno cubano no es justo, ni democrático? Creo que ejemplos como el de José Daniel Ferrer demuestran cuan transparentes es  nuestro sistema jurídico-penal.