Etiqueta: #Presidente

Presidente cubano, pero que bueno baila usted. Nueva York, EEUU, 2018.

Tomado de : Justo Cruz/ Facebook

Los culpables son los analistas de la CIA y de la Comunidad de Inteligencia de #EEUU, los cubanologos y esos especialistas en mentir que le hicieron creer al mundo que la solución del “problema” cubano se resolvía con “salirse” de los Castros. Se gastaron millones para asesinar a #Fidel porque según ellos matándolo se acabaría la Revolución cubana y por consiguiente el comunismo en la pequeña isla del Caribe lo que le permitiría a algunos empaquetar sus maletas y aterrirzar en La Habana a “recuperar” lo dice que les pertenece.
Culpable son aquellos medios de desinformación que no se cansan de demonizar a #Cuba y a sus dirigentes publicando sandeces y mentiras.
Culpables son los “opositores” y los “periodistas independientes” cubanos que se la pasan de cuenteros.
Culpable fue aquella canción de hace ya más de 20 años y aquel cantante que nos aseguraba aquel día que venía llegando pero que nunca llegó.
Culpable son aquellos que no se cansan de subestimar a Cuba y a su gente.
Culpable eres tú, por creer todo lo que te cuentan esos cuenteros.
Digo culpable porque si los analistas de la CIA conocieran bien a Cuba y a los cubanos, si los medios de desinformación se ajustaran a la verdad y los “opositores” y “periodistas independientes” en Cuba no hubiesen hecho del arte de disentir un modo de vida, si nada de eso hubiera pasado, la sociedad cubana, la estadounidense y muchos cubanos de “afuera” conocieran la verdad sobre Cuba y no estuviesen ahora boquiabiertos, comiendose las uñas y sufriendo cuando ven al nuevo presidente de Cuba, que no se llama Castro, en el centro de #NuevaYork “gozando” de la hospitalidad de la gente buena de esa nación.
Fidel Castro ya no está, Cuba tiene un nuevo presidente y ese presidente llegó a EEUU para hacer un llamado a la amistad entre los pueblos y a la cordura humana.
Un destacado grupo de artistas y promotores culturales de EEUU le dieron la bienvenida en el emblemático edificio de Dakota y los mismos medios de siempre y esos cubanologos de turno están alarmados y pataleando, no pueden entender que hay “buenos vecinos que no levantan muros porque la cultura debe servir para construir puentes”, a decir del destacado actor estadounidense Robert de Niro en el encuentro con el presidente cubano.
La visita del mandatario cubano tuvo su punto culminante la noche de aquel miércoles, cuando fue recibido en la iglesia Riverside de Nueva York; la misma iglesia donde estuvo en el año 2000 el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro. No lo recibieron como a Fidel Castro, lo recibieron como a Miguel Díaz Canel, con el respeto y la admiración que se merece como presidente electo de Cuba y eso es suficiente.
Cuentan los presentes en la Asamblea de las Naciones Unidas que mandatarios y líderes mundiales hacían cola para saludar y fotografiarse con el nuevo presidente cubano durante su estancia en la sede. Cuentan además de los aplausos cuando el presidente exclamaba que en Cuba “no hay espacio para una transición que desconozca o destruya el legado de tantos años de lucha”.
Y como si fuera poco ahora descubrimos que sabe bailar y tocar las congas como buen cubano que es, y que con una tumbadora en la mano es capaz de lograr que la multitud baile a su ritmo en el mismo centro de Nueva York.
¿Qué más se puede esperar de ese nuevo presidente que no se llama Castro?
A ustedes, los incrédulos, pues “abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y saduceos” si queréis entender a Cuba y a su pueblo.
Y que #NadieSeHagaIlusiones.

Anuncios

Recibió Raúl a Díaz-Canel

Tomado de : Granma

Recibe Raul a Miguel Diaz Canel
Foto: Estudios Revolución

Poco después del mediodía de este domingo, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, General de Ejército Raúl Castro Ruz, recibió en el aeropuerto internacional José Martí al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y a la delegación oficial que le acompañó en su viaje a la ciudad de Nueva York.

Acompañado por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central; Raúl dio la bienvenida a Díaz-Canel con un fuerte abrazo, luego de una exitosa agenda de trabajo en Estados Unidos, que incluyó su participación en el debate general del 73 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, así como varios encuentros bilaterales con dignatarios y personalidades del sector empresarial, agrícola y de la cultura.

APUNTES DE UNA INTENSA SEMANA DE TRABAJO EN NUEVA YORK

Domingo 23 de septiembre: el Presidente cubano fue despedido por el General de Ejército Raúl Castro y el Segundo Secretario del CC PCC, José Ramón Machado Ventura. Arribó a Nueva York al mediodía.

Lunes 24: Díaz-Canel participó en la Cumbre de la Paz dedicada al líder sudafricano Nelson Mandela, donde pronunció sus primeras palabras en esa ciudad. En la noche visitó la sede de Google y sostuvo varios encuentros bilaterales con diferentes personalidades.

Martes 25: se reunió con homólogos de varios países, incluido el mandatario de Bolivia, Evo Morales, y mostró su apoyo al hermano pueblo de Vietnam firmando el libro de condolencias por la muerte del Presidente de esta nación.

Miércoles 26: el mandatario cubano pronunció dos importantes discursos: uno en la sesión de la AGNU, dedicado al desarme nuclear, y otro en el debate general de este 73 Periodo de Sesiones. Sostuvo encuentros bilaterales con otros presidentes y representantes de organizaciones multilaterales y en la noche participó en el acto de solidaridad con la Mayor de las Antillas en la iglesia neoyorquina Riverside.

Jueves 27: se reunió también con empresarios y líderes del sector agrícola estadounidense y de la Cámara de Comercio; fue recibido en la Catedral de San Patricio; sostuvo un encuentro con líderes del Consejo de Iglesias.

Viernes 28: el Presidente cubano dialogó con directivos de la industria de viajes de EE. UU., fue recibido en el edificio Dakota por personalidades de la cultura estadounidense y en la noche habló a emigrados cubanos en ese país, durante un encuentro en la Misión cubana.

Casi al concluir su extensa agenda, Díaz-Canel recorrió la bella ciudad de Nueva York; rindió homenaje a las víctimas del 9/11 en la llamada Zona Cero, al Héroe Nacional cubano ante su estatua en esa ciudad, visitó el Museo de Historia Natural y la Universidad de Columbia.

¡Aquí está la Revolución Cubana, viva y pujante, fiel a sus principios!

Tomado de : Granma

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en sus palabras en el 73 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la onu
Foto: Estudios Revolución

Intervención de Miguel M. Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en la reunión plenaria de alto nivel para conmemorar y promover el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, Nueva York, el 26 de septiembre del 2018, «Año 60 de la Revolución».

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Señora Presidenta;
Señor Secretario General;
Distinguidos Jefes de delegaciones;
Delegadas y delegados:

Dicen que cuando al genial físico Albert Einstein le preguntaron con qué armas se libraría una hipotética Tercera Guerra Mundial, respondió que la Cuarta sería con palos y piedras.

Tristemente no vivió para ver que sus enfáticos llamados a detener la carrera armamentista con tecnología nuclear caerían en saco roto y la producción de esas armas crecería descomunalmente al punto de superar cualquier posibilidad de supervivencia si apenas se empleara una ínfima parte de ellas.

Por eso consideramos un deber insoslayable sumarnos a la conmemoración, cada 26 de septiembre, del Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, que contribuye al objetivo de las Naciones Unidas de preservar la paz y la seguridad internacionales.

Nos enorgullece que tal logro se sustente en una iniciativa promovida por el Movimiento de Países No Alineados que la comunidad internacional hizo suya.

Para Cuba, esta convocatoria anual representa, además, un justo tributo a la memoria del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, quien fuera un luchador incansable en favor del desarme nuclear, tema al que dedicó numerosas Reflexiones y todas sus energías.

A 73 años de los criminales bombardeos atómicos contra Hiroshima y Nagasaki la humanidad continúa amenazada por la existencia de aproximadamente 14 400 armas nucleares, de las que 3 750 se encuentran desplegadas y casi 2 000 se mantienen en estado de alerta operacional.

Cuba rechaza las políticas de seguridad y las doctrinas militares sustentadas en la disuasión nuclear. Hacemos nuestras las palabras de Fidel cuando en 1979 afirmó: «El ruido de las armas, del lenguaje amenazante, de la prepotencia en la escena internacional debe cesar.  Basta ya de la ilusión de que los problemas del mundo se puedan resolver con armas nucleares.  Las bombas podrán matar a los hambrientos, a los enfermos, a los ignorantes, pero no pueden matar el
hambre, las enfermedades, la ignorancia».

Señora Presidenta:

Es motivo de regocijo para América Latina y el Caribe haber sido la primera área densamente poblada en el mundo que se declaró Zona Libre de Armas Nucleares, a través del Tratado de Tlatelolco nacido en 1967.

Esta voluntad de nuestros países quedó ratificada en la «Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz», documento firmado por los Jefes de Estado y Gobierno de la región, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en La Habana, en enero del 2014.

Cuba mantiene un firme compromiso con el fortalecimiento y la consolidación del multilateralismo, y con los tratados internacionales en materia de desarme, en particular, con la meta de alcanzar un mundo libre de armas nucleares.  Como muestra de esta voluntad, el 31 de enero del 2018 nuestro país se convirtió en el quinto Estado en ratificar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

Persistiremos en el objetivo de que ese Tratado, que proscribe el uso, existencia y desarrollo de las armas nucleares y refrenda que estas son inhumanas, inmorales y éticamente indefendibles, sea alguna vez implementado y complementado con medidas eficaces que conduzcan a la eliminación total de esos arsenales de manera efectiva, transparente e irreversible.

El empleo de la energía y la tecnología nucleares ha contribuido al desarrollo socioeconómico de nuestras naciones. En consecuencia, reafirmamos el derecho al uso pacífico de la energía nuclear sin discriminación.

Rechazamos la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de retirarse del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) o Acuerdo Nuclear con Irán.  El incumplimiento de estos compromisos internacionales atenta contra las normas de convivencia entre los Estados y provocará graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente.

Señora Presidenta:

Para concluir, comparto con ustedes un fragmento del discurso del Primer Secretario de nuestro Partido, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la Cumbre Río +20:  «Dejemos las justificaciones y egoísmos y busquemos soluciones.  Esta vez, todos, absolutamente todos, pagaremos las consecuencias (…) Cese el despojo, cese la guerra, avancemos hacia el desarme y destruyamos los arsenales nucleares».

Muchas gracias (Aplausos).

Miguel Díaz-Canel Bermúdez: Nos hemos propuesto fortalecer el Gobierno del pueblo y para el pueblo de Cuba.

Tomado de : Granma

f0119817

Por primera vez desde que asumió la presidencia de Cuba, en abril de este 2018, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez concede una entrevista en profundidad a un medio de prensa extranjero. Se trata de la cadena multinacional Telesur, nacida para amplificar las voces de los pueblos originarios y los movimientos progresistas y de izquierda de Nuestra América y otras partes del mundo.

La entrevistadora, esta vez, es la periodista Patricia Villegas, y esto que contamos a continuación, fue de lo que hablaron en el Palacio de la Revolución de la República de Cuba.

El mandatario cubano afirmó que estos cuatro meses (después de su nombramiento por la Asamblea Nacional el 19 de abril) han sido de mucha experiencia, y que el punto de partida del programa de acciones fue el discurso que en esa sesión constitutiva de la IX Legislatura ofreciera el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, quien dio claves imprescindibles para la actuación de los revolucionarios.

A partir de esta intervención, afirmó, reflexionaron sobre las directrices de ese discurso e hicieron un análisis con el Consejo de Ministros, con el ánimo de traducir esas lecciones en elementos cardinales que refuercen la vocación y condición del Gobierno cubano en un Gobierno del pueblo y para el pueblo, lo que es lo mismo que ser el Gobierno de la Revolución.

Partiendo del concepto de que cada cuadro debe ser un ejemplo, hicieron el ejercicio reflexivo a partir de la interrogante de cómo estar en mejores condiciones para responder a las necesidades del pueblo.

De este análisis se establecieron como pilares, no solo esa ejemplaridad, sino que hay que estar en constante cercanía con la población, en los lugares más complejos… Al tiempo que añadió que un tercer pilar es que los dirigentes en Cuba sepan utilizar la comunicación social. Ahora estamos en medio de la implementación de la Política de comunicación, que no se queda solo en los medios, sino que se trata de prolongar una cultura comunicacional, que tiene que establecer también las bases del gobierno electrónico.

Cuatro pilares del ejercicio de gobierno en Cuba

1) Los cuadros tienen que estar en aptitud para rendir cuentas.

2) El debate y el diálogo permanente con la población en los lugres más complejos y sobre cualquier tema.

3) Los cuadros deben ser capaces de usar como instrumento la comunicación, lo que beneficiará la interactividad entre el gobierno y el pueblo a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

4) Los que dirigimos debemos saber que los problemas que enfrentamos tienen soluciones muy complejas y por tanto hay que asumirlas con varias alternativas que usen la cientificidad y la innovación.

Por eso la mayor autonomía que queremos darles a las localidades en el Proyecto de Constitución. Le dimos, por eso, mayor fuerza a la gestión local. Establecimos este sistema de visitas del Consejo de Ministros, estableciendo como minimo dos provincias por mes, de forma tal que podemos visitar al menos dos veces al año cada provincia. A la hora de solucionar un problema, yo siempre digo que tiene que ser sobre la base de la verdad.

Sobre la prensa cubana, expresó que esta ha defendido a la Revolución con mucha profesionalidad y eficiencia, pero hemos también tenido manifestaciones de demasiadas apologías, en ocasiones no hemos sido capaces de reflejar la agenda pública, que hay que hacerla coincidir con la mediática.

El Presidente cubano insistió en que en el mundo existen los contenidos desmovilizadores y de colonización, y «no podemos olvidar esto frente al público joven y si las redes sociales tienen contenidos que tergiversan la realidad de nuestros pueblos, por eso es importante estar en esos espacios e inundarlos con contenidos enaltecedores. Es una necesidad de la Revolución».

Sobre su cercanía con los jóvenes, afirmó que Fidel fue un abanderado enesa relación y que ese aprendizaje pudo pulsarlo en sus diferentes responsabilidades previas. «Para mí fue fundamental en todos los momentos. Los jóvenes aportan mucho y refrescan tanto…».

Como cuarto pilar para el fortalecimiento del ejercicio de Gobierno, mencionó que cada complejidad hay que asumirla desde varias alternativas. «Hay que buscar desde la investigación científica las soluciones, así como desde la innovación».

También se detuvo en lo imprescindible de encontrar más interrelación entre la base y las estructuras superiores de Gobierno. «Creo que es muy importante crear en función de las localidades, de los territorios. Por eso tiene mucho peso la autonomía que le queremos dar a los municipios en la nueva Constitución. Igualmente le dimos facultades al Primer Vicepresidente para que atienda la solución de problemáticas que se vayan del marco de lo que los territorios puedan lograr».

Sobre la estrategia del Gobierno para estar más cerca del pueblo, mencionó que quieren llegar con visitas en composición con el Consejo de Ministros, «de manera tal que en un año podamos visitar como mínimo dos veces la misma provincia. A esto se suma que la Asamblea Nacional tiene un sistema que pulsa la realidad territorial simultáneamente».

Miguel Díaz-Canel puso la mirada en un ángulo sensible: cada solución también tiene que estar acompañada de un diálogo honesto. «Todo no tiene una solución inmediata, pero el problema no crece si le vamos arrancando pedazos, y se va creando una sinergia de solución. Igualmente hay problemas que se pueden resolver de inmediato, porque hay alguna decisión burocrática que lo impide».

El mandatario fue enfático al definir el problema que golpea la vida cotidiana de los cubanos y cubanas y también la vida económica y social del país: el bloqueo, al que calificó como una práctica brutal, que persigue condenar a nuestro pueblo a morir de necesidades, y viola lo territorial e impone normas en la relación del mundo con Cuba.

Sobre esta política hostil de Estados Unidos contra Cuba desde hace más de medio siglo, explicó que se ha recrudecido notablemente, por lo que hoy el flujo de inversiones del mundo hacia Cuba está sometido a mayores presiones. «Llevamos 60 años arrastrando ese problema. Mi generación ha vivido bloqueada, y lo más notorio que ante esto se ha impuesto la resistencia heroica de este pueblo pequeño».

«No somos una amenaza para nadie, lo que queremos es construir un país mejor, un mundo mejor, lo que tenemos es una alta vocación para tener mayor justicia social y la principal amenaza para lograrlo sigue siendoese brutal bloqueo».

El Estado, el Gobierno, el Partido único y la juventud

Durante el segundo bloque de preguntas propuestas por Telesur, el Presidente cubano abordó los cambios que se proponen desde el Proyecto de Constitución como una «mirada más realista» a la situación del país. Explica que los elementos que se proponen como parte de la nueva Carta Magna fueron abordados durante el VII Congreso del PCC y ahora tendrán un apoyo legal desde la Constitución, en especial en lo referido a la autonomía de los municipios.

La entrevistadora inquiere, entonces, que no son precisamente los cambios en la estructura del Estado y el Gobierno los que más acaparan la atención de la población en los debates sobre el Proyecto de Constitución, sino si Cuba seguirá siendo un país comunista habiéndose quitado el término de la nueva propuesta constitucional.

Díaz-Canel responde que «si uno va al marxismo clásico el modo de producción al que aspiramos es el comunismo». También explica que se busca una Constitución que esté objetivamente más cerca de lo que es posible, y que no deja de ser una Constitución socialista. Refiere que para alcanzar el socialismo y el comunismo también es importante la construcción de estas bases a nivel internacional.

Ante la interrogante de porqué si la revolución ha sido capaz de revisarse, no se revisa la rectoría de un solo Partido, respondió que es interesante ver cómo los que más se preocupan por si será socialismo o comunismo el camino que seguiremos, son los que toda la vida nos han estado atacando por esa aspiración y proyección de la Revolución Cubana.

Sobre la existencia de un único Partido, afirmó que responde a una particularidad histórica de Cuba. «El tema del papel dirigente del Partido, al que no renunciamos y que es apoyado por la mayoría del pueblo, responde a condiciones históricas».

El nuestro, dijo, no es electoral. «Martí funda el Partido Revolucionario Cubano, que es la base de lo que hoy es el Partido Comunista de Cuba. Martí buscaba un Partido para desarrollar la Revolución, un Partido que fuera totalmente abierto y democrático como para incluir los intereses de la mayoría y lograr la unidad sin dar lugar a rupturas. Cuando en nuestra historia se ha fracturado la unidad, hemos sufrido los reveses. En el centenario de la guerra de 1868, Fidel definió que la Revolución cubana ha sido una sola, pues esa guerra del 68 marcó el inicio de las luchas de independencias en Cuba. Pero esa guerra no concluyó con la victoria debido a la desunión, igual pasó con la Guerra Chiquita, la Guerra del 95, el movimiento revolucionario y progresista de los años 30 se fue a bolina, y la Revolución cubana triunfa con la convergencia de diferentes fuerzas. Por eso el PCC es un partido del pueblo para lograr la unidad. Yo estoy convencido de que el enemigo sabe que su principal propuesta debe ser fragmentar la unidad, y está enfocada en los jóvenes, porque tienen una diferencia de 60 años con quienes hicieron la Revolución, y han interiorizado los logros de la Revolución como derechos naturales».

¿Y esa generación no estará aspirando a otras ofertas electorales o a otros medios de comunicación?, interroga Patricia Villegas, a lo que Díaz-Canel responde que esa generación aspira a que el país se desarrolle más rápido.

«Es una generación activa, culta, educada, que participa, y no creo que su principal deseo sea estar contra el Partido y la Revolución. Sus deseos se concentran en que haya más avance, que los tengan en cuenta, y tiene aspiraciones de desarrollo tecnológico. Es una generación que tiene elementos de diversidad y que tiene los beneficios de la Revolución. Es una generación que tiene firmeza y que no es anexionista, que quiere la independencia».

PROYECTO DE CONSTITUCIÓN, VISIÓN DEL PRESIDENTE

¿Cuál es la posición suya sobre el límite de la propiedad privada y de la riqueza?, le preguntó la presidenta de Telesur al Presidente cubano, quien sin el ánimo de establecer un criterio categórico, porque forma parte de la Comisión presidida por el General de Ejército que trabaja en el Proyecto de Constitución, respondió que «de más está decir que estoy de acuerdo con todo lo que está planteado en el Proyecto, pero considero que es una preocupación legítima que la gente se preocupe por esos dos temas.

En este escenario donde se notan relaciones de salario – precio, donde hay personas que reciben determinados ingresos no precisamente relacionados con el trabajo que para nosotros es algo enaltecedor… es legítimo que se preocupen… Pero la gente no está pidiendo que quitemos el artículo, sino que enfaticemos en que no haya concentración de la propiedad y que añadamos que tampoco de la riqueza. Habrá que hacer ahora un amplio ejercicio legislativo. Aquí estamos entendiendo qué es lo que la gente está planteando y cómo incluirlo en la Constitución que es un documento de lo mínimo. Todavía falta el aporte del sector juvenil, que es muy importante, pero indudablemente creo que es un tema en el cual debemos detenernos no porque haya disenso sino porque el consenso nos está diciendo que debemos puntualizar en cómo se va a detener la acumulación de la riqueza».

Sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo alegó que eso es algo que ha venido aparejado con los cambios del país. «El país ha ido cambiando y nosotros no estamos ajeno a esas realidades. Hay una vocación humanista en la acción de la Revolución. Se han roto muchos tabúes que antes eran cosas muy establecidas. La juventud también lo entiende así. Uno tiene sus opiniones, pero también está abierto a las opiniones de la población. La historia de la Revolución nos ha demostrado que cada vez que llevamos las cosas al debate popular nos robustece».

¿Usted está de acuerdo?, insiste Patricia, a lo que Díaz-Canel no rehúye y responde:

«Yo sí estoy de acuerdo, lo que pasa es que hay personas que valoran este artículo desde diferentes consideraciones, algunos desde el punto de vista semántico, otros desde la adopción de los niños y la responsabilidad familiar, y hay otros elementos que marcan el pensamiento de algunas personas desde el punto de vista de la tradición. Yo defiendo que no haya ningún tipo de discriminación».

-¿La contrarrevolución está llamando a votar en contra del proyecto constitucional?

-Yo lo que creo es que aun cuando las personas piensen de determinada forma sobre un artículo u otro, no se debe perder de vista el conjunto de la Constitución. Se debe recordar qué es lo más importante para el país y el rol de ciudadanos responsables que tenemos.

-¿Está confiado en que se va a votar favorablemente?

-Yo creo que la mayoría va a votar favorablemente. Sobre la contrarrevolución, lo que ellos quieren no responde al deseo de mejorar al país. Esa contrarrevolución está pagada y financiada por el Gobierno de Estados Unidos, a veces de forma más encubierta o descubierta, y aunque estén entre nuestros propios vecinos. Yo he participado en seis reuniones de este tipo. La prensa extranjera, que siempre es muy incisiva, dijo que había apatía. Ahora te digo, hemos hecho tres ediciones del tabloide del proyecto de Constitución, y se agota. Las personas van a las reuniones, con los tabloides con garabatos, quiero decir, con marcas, notas… otros con un pensamiento más ingenieril con diagramas…

«Otro elemento, las personas, sobre todo las de mayor edad, están preocupadas por el futuro y cómo se le da espacio en la Constitución a los jóvenes, lo que demuestra una continuidad. Los jóvenes están haciendo apuestas interesantísimas.

«En un centro obrero, hay un compañero que sobre un artículo dijo: Estoy de acuerdo con lo que dijo el Presidente y quiero retirar mi planteamiento. Y yo le dije: no, déjalo, que una duda puede alertarnos. Al otro día en Cubadebate había un comentario de una compañera que elogiaba ese ejercicio de democracia».

RAÚL SOSTIENE UNA RELACIÓN MUY ESPECIAL CON EL PRESIDENTE CUBANO

-¿Cuántas veces ha podido hablar con Raúl en estos cuatro meses?

-Creo que no hay nadie más privilegiado que yo como Presidente de tener a mi lado al General de Ejército.

Con Raúl hablamos casi todos los días. Llama, participa en reuniones y debates, aconseja de una manera muy sincera, sin atisbos de vanidad o de imposición de algo. A veces, casi siempre, estoy sintiendo que es como un padre que siempre nos está enseñando y a la vez nos está dejando caminar, sin descuidar sus responsabilidades como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba. Así como Fidel contó con Raúl cuando depositó su confianza en él para la conducción de la Revolución, así está pasando ahora, y los compañeros del Consejo de Ministros y yo nos sentimos muy seguros.

«Cuando Raúl me propuso que fuera Primer Vicepresidente, algo que a mí ni me pasaba por la cabeza, me lo dijo de una forma tan fraternal…. También me habló de la importancia de la continuidad, porque cuando a él le tocara dar el paso a una nueva generación lo iba a hacer».

La entrevista de Telesur finalizó con una última pregunta centrada en la relación del Presidente cubano con su familia, a lo que respondió que sostenía una relación muy especial tanto con sus hijos –de los cuales dos son músicos-, como con su esposa –una catedrática que lo apoya y con quien comparte iguales ideales-, así como con sus nietos, y que procuraba preservar los domingos como el momento de mayor intimidad.

También Díaz-Canel hizo referencia a la importancia de esta primera entrevista suya concedida a este medio regional, y declaró haber recibido solicitudes de entrevistas de Cubadebate y el diario Granma.

Diez puntos clave de la actual Reforma Constitucional en Cuba (+Fotos, Video e Infografía)

Tomado de: Agencia Cubana de Noticias (ACN)

El pueblo cubano vive otro momento significativo de su historia: la actual Constitución de la República –aprobada en 1976 con el apoyo del 97,7 por ciento de los ciudadanos–, camina hacia una reforma total, en un proceso que será amplio y trascendental.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, encabeza una comisión de 33 diputados que representan a todos los sectores de la sociedad, que les dan una visión heterogénea, desde las ciencias, a la redacción del anteproyecto a presentarse ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Durante un tiempo un grupo de expertos en temas constitucionales –muchos de ellos diputados– trabajaron en la elaboración de las bases y fundamentos para la reforma. La Agencia Cubana de Noticias comparte con sus lectores 10 puntos clave sobre el actual proceso constitucional:

– ¿Por qué los países tienen constituciones?

La Constitución es la ley fundamental sobre la que se asienta un Estado. Establece los fundamentos de la nación, la estructura de los poderes y sus alcances, a la vez que garantiza derechos y deberes de los ciudadanos. Es el documento jurídico-político más importante de cualquier país, la ley que traza las líneas legislativas para el resto de las normas que involucran a todos los sectores de la sociedad.

– ¿Qué es una Reforma Constitucional?

La Reforma de la Constitución es la revisión parcial o total de la Constitución de un Estado y puede llevarse a efecto de diferentes formas. Nuestra actual Carta Magna, en su artículo 137, establece que la ANPP es el único órgano facultado para modificarla mediante acuerdo adoptado -en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras partes del número total de sus integrantes- excepto en lo que se refiere al sistema político, social y económico, cuyo carácter irrevocable lo estipula el artículo 3 del Capítulo I, y la prohibición de negociar bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera, como se dispone en el artículo 11.

Si la reforma se refiere a la integración y facultades de la ANPP o del Consejo de Estado, o a derechos y deberes consagrados en la Constitución, se requiere, además, la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea.

– ¿Por qué realizarla ahora?

Para recoger en la Constitución las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país en todos estos años, así como implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el 6to y 7mo congresos del Partido Comunista de Cuba, fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

En el actual escenario de cambios, también resulta esencial reconocer otras formas de propiedad, además de incorporar al texto constitucional contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.

Reflejar igualmente lo dicho en el Parlamento de limitar a dos los períodos de mandato de los cargos fundamentales de la nación, debería quedar plasmado en la nueva Ley de leyes.   Se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación, contemplados en los documentos aprobados por el Partido Comunista de Cuba: Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

–    ¿Qué pasos contempla un proceso de este tipo?

Los primeros pasos ya fueron dados: la Asamblea Nacional del Poder Popular acordó comenzar el proceso y comisionó a 33 de sus diputados para realizar el anteproyecto de Constitución a discutirse, artículo por artículo, en el plenario del Parlamento y que se someterá a votación en dicho seno. El proyecto de Carta Magna luego pasará por un amplio proceso de discusión popular a lo largo y ancho del país, como ha sido práctica en Cuba a través de la historia de la Revolución. Cada ciudadano podrá expresar sus criterios y sugerir cambios al documento normativo-

Los debates en los barrios y centros de trabajo han de reflejar la genuina expresión de participación y democracia popular, poco común en el mundo, máxime cuando se revisa lo sucedido en procesos constituyentes similares en otras naciones. Cada una de las opiniones y propuestas serán valoradas por la comisión parlamentaria. Un proyecto de Constitución actualizado como resultado de ese proceso volverá a la Asamblea Nacional, se discutirá nuevamente y el texto será sometido a ratificación en referendo popular mediante el voto directo y secreto de cada ciudadano.

– ¿Es necesario realizar un referendo para aprobar la nueva Constitución?

Sí. Lo mandata la Ley de leyes vigente. Un referendo es un método de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley u otra disposición jurídica a través del sufragio. Cuando se realice el referendo, cada ciudadano cubano tendrá la oportunidad de votar por la aprobación de la nueva Constitución con una simple cruz en la casilla con el SI o el NO.

– ¿Por qué una Reforma Constitucional desde la ANPP y no convocar a una Asamblea Constituyente?

La actual Constitución de la República no prevé un mecanismo de reforma a través de una Asamblea Constituyente. El artículo 69 de la Constitución vigente establece que la Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado y representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo; en tanto en el 70 se señala que es el único órgano con potestad constituyente y legislativa en la República, por lo que no es necesario convocar a una Asamblea Constituyente –como en otros países– porque la nuestra en sí misma lo es desde que se concibió en 1976.

– ¿Por qué una reforma total y no parcial de la Constitución?

Una reforma total de la Constitución implica cambios profundos a la Carta Magna y que desemboca en el nuevo instrumento. Se eliminan, aumentan o se modifican casi la totalidad de los artículos. Parciales fueron las reformas realizadas a la Constitución de 1976 en los años 1978, 1992 y 2002. A la estructura de la actual Carta Magna se le incorporarán nuevos títulos, capítulos y un articulado mayoritariamente nuevo.

– Si de principios se trata, ¿cuáles no variarán en la nueva Ley Fundamental de la República?

Se tienen en cuenta de la actual Constitución los principios de justicia social y humanistas que configuran el sistema político y se consideran pilares inconmovibles, como es el caso de la irrevocabilidad del sistema socialista, la unidad del pueblo y el papel dirigente del Partido como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado. En suma, la nueva Constitución significará la modernización y evolución de los preceptos humanistas defendidos por la Revolución y refrendado históricamente por los cubanos.

   – ¿Qué beneficios en lo personal brinda una nueva Constitución?

También conocidas como Ley de leyes o Carta Magna, se escriben bajo el principio de que sirvan de guía para elaborar instrumentos legales más específicos. Establece deberes y derechos y como diría el Apóstol cubano, José Martí, contribuye a que la “ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

En lo personal cada cubano tiene en su Constitución un instrumento de defensa de sus derechos y una brújula para con sus deberes. Un nuevo texto constitucional es un mensaje muy claro: en Cuba prima la legalidad socialista y el apego a las leyes.

– ¿Cuántas se han redactado en Cuba?

La mayor de las Antillas tiene una vasta historia constitucional. Siete han sido redactadas desde que comenzaron nuestras luchas independentistas en 1868.

La constitución actual fue aprobada el 24 de febrero de 1976, en referendo popular, justamente cuando se cumplía el aniversario 81 del comienzo de la Guerra de 1895, cuyo organizador principal fue José Martí, Apóstol de la Independencia.

En la historia cubana sobresale que apenas seis meses después de iniciada la lucha armada, los patriotas confeccionaron y aprobaron la Constitución de Guáimaro, el 10 de abril de 1869, en plena guerra y con artículos sumamente radicales a favor de las masas populares. Otras de la etapa mambisa fueron la de Baraguá, en 1878, con apenas cuatro artículos; la de Jimaguayú, en 1895, y la de La Yaya, en 1897.

Durante el siglo XX destacan: la de 1901, cuando ocurría la Ocupación Militar de Estados Unidos aquí, lo cual impidió que fuera más avanzada, y la de 1940, considerada una de las más progresistas hasta ese momento en América.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Inicia Díaz-Canel visita a Santiago de Cuba (+ Fotos)

Tomado de: Granma

Acompañado por el miembro del Comité Central del Partido y Primer Secretario en la provincia Lázaro Expósito, y por la vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Beatriz Johnson, el presidente cubano comenzó el recorrido en la Escuela Secundaria Armando García Aspuru, ubicada en el Consejo Popular de Chicharrones, en la ciudad de Santiago, reporta la emisora CMHW.

Díaz-Canel cumplirá una intensa agenda de dos días que le permitirá un acercamiento a la realidad de este oriental territorio, chequear importantes obras y en especial, intercambiar con el pueblo santiaguero.

Esta es la primera visita que Miguel Díaz-Canel realiza a una provincia del país, luego de que fuera electo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el pasado 19 de abril, durante la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.