Etiqueta: SANTIAGO DE CUBA

No vivo en una sociedad perfecta, pero…

Tomado de: Sierra Maestra

Podemos afirmar que en Santiago de Cuba, desde hace un tiempo, hay un renacer en los servicios, la gastronomía y otras ramas de la economía que favorecen la calidad de vida de los habitantes de esta urbe.

Renacer que cogió auge en las postrimerías de noviembre de 2016, cuando un fuego se empeñó en acabar con varios comercios de la Calle Enramadas, y de ahí surgió la magistral idea de crear el movimiento Santiago Arde de Patriotismo, movimiento popular que ya celebra sus resultados positivos.calle_trocha_santiago_de_cuba

Este ha permitido que la provincia se encuentre en el corazón de todos los cubanos y sea el espejo donde el resto del país quiere mirarse por su quehacer, limpieza, reordenamiento, ofertas, solidaridad y hospitalidad y otras tantas cosas que nos hacen sentir orgullosos de vivir en la heroica y rebelde tierra del oriente cubano.Nos llena de satisfacción y regocijo cuando un forastero nos dice ¡qué lindo está Santiago! Pero sucede, que todo no es color de rosas, y lo que muchos construimos y logramos, unos pocos lo empañan con su actuar: pululan las indisciplinas sociales, las ilegalidades, algunos inescrupulosos se dedican al acaparamiento de productos de cualquier tipo para luego revenderlos.

Asimismo, suceden cosas inexplicables, como el maltrato, la falta de profesionalidad en los servicios, la falta de calidad e inocuidad de los alimentos que se expenden en la vía pública. Se obstruyen viales sin importar las afectaciones que provocan al tránsito vehicular y peatonal, entre otros muchos males que nos afectan directa e indirectamente a todos.

Por todas estas irregularidades y otras que no hemos mencionado, también surgió el movimiento de la Llama Incineradora, la que hace falta avivar para que el fuego se extienda sobre esos males y no se apague hasta que los calcine, y como dice una canción “No vivo en una sociedad perfecta…”, pero aspiro a construirla.

Anuncios

José Daniel Ferrer y el sistema jurídico-penal cubano..

Por: Jennifer Blanco

Aunque no fue de mucho  revuelo en las redes sociales en el día de ayer por  la liberación de José Daniel Ferrer. Me gustaría hablar al respecto con todos mis amigos de la red y hacer algunos análisis.

Quedó demostrado con su salida en primer lugar, la justeza de nuestro sistema jurídico-penal ya que a Ferrer García después de analizar toda la información que se tenía con respecto a su caso, se determinó aplicarle un cambio en la medida y  la tipificación de su delito, ya no se le va a procesar por asesinato en grado de tentativa sino por atentado,  por lo que a raíz de esto se tomó la decisión de  ponerlo en libertad inmediatamente.jd

Creo que la fiscalía no tuvo en cuenta el hecho de que José Daniel  era opositor y se le trató como a cualquier ciudadano cubano que cometiera un delito. Hechos como estos demuestran la transparencia de nuestro sistema, su justeza y claridad.

 

 Yo no soy abogada ni conozco las especificidades de leyes  pero creo que cualquier persona puede llegar a esta misma conclusión, la respuesta a su excarcelación no es que la campaña mediática utilizada por ellos surtió efecto, no se dejen engañar amigos, porque si fuera de interés de nuestro gobierno tener a José Daniel en prisión ya  lo estaría. La respuesta está ahí en la justeza.

Otra cosa Ferrer perdió y mucho con lo ocurrido por mencionar algunas cosas  les diré: perdió poder en la UNPACU  ya que Carlos Amel se realzó como figura representativa dentro de la organización, perdió credibilidad ya que muchas de las publicaciones realizadas se pudo constatar que eran mentira y si continuara hablando amigos no tendría cuando acabar.

Entonces lectores podemos decir ¿que el gobierno cubano no es justo, ni democrático? Creo que ejemplos como el de José Daniel Ferrer demuestran cuan transparentes es  nuestro sistema jurídico-penal.

El ron que obsequiaba Fidel

Tomado de : Sierra Maestra

En un cofre de madera cuidadosamente construido para parecer rústico a la usanza de los que llevaban corsarios y piratas, dentro de una botella de cerámica enterrada en la arena de las playas cubanas, late el fruto exquisito de una tradición santiaguera: el espirituoso Isla del Tesoro, el que prefería obsequiar a los amigos entrañables el Comandante Fidel.

Desde mediados de la década de 1960 se produce en la Ronera Santiago de Cuba -la ciudad donde Facundo Bacardí instaló su fábrica licorera en 1862, donde nació el ron ligero cubano. Cuenta el Maestro del Ron Cubano, Julio Ayán, que se destinaba exclusivamente a los regalos que disponía el Líder, y por eso no se comercializó hasta hace cuatro años, cuando Cuba Ron S. A. recibió autorización para sacar al mercado un número limitado de botellas.

isladeltesoro

“Este producto -dijo- se ronisladeltesoropresentó en 2016 y 2017 en el Instituto del Sabor en Bruselas y obtuvo en ambas ocasiones tres medallas de Oro por el aroma, el sabor y en el aspecto; hasta ahora es el único producto cubano que logra este resultado.”

Su presentación recuerda los tesoros robados a la isla de Cuba en los ataques de corsarios y piratas; la botella es una alusión a las que se lanzaban al mar con un pergamino dentro y su colocación en arena dentro del cofre representa la llegada de ese mensaje a una playa.

Se trata de un ron realmente excepcional. Isla del Tesoro es un regalo al paladar de quien aprecie los encantos de un buen espirituoso. La exclusividad de su sabor, aroma y color lo convirtió en el preferido del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, quien lo obsequió durante décadas a personalidades de la política, las ciencias, las artes, las letras y el deporte de diversas latitudes, que mantuvieron estrechos lazos de amistad con el gobierno y el pueblo de Cuba.

Isla del Tesoro es considerado una joya de la tradición licorera de la Mayor de las Antillas; tal vez porque el ron que se hace en Santiago de Cuba tiene la impronta de varias generaciones de maestros roneros que desarrollan y mezclan bases añejas impregnadas por el roble blanco de barriles utilizados durante casi 100 años.

La sabiduría popular asegura que la magia del ron santiaguero está en la pericia de esos maestros -que conocen secretos transmitidos entre generaciones desde los tiempos de Bacardí-, el clima y el movimiento del alcohol producido por las vibraciones que ocasionan los trenes al transitar por las cercanías de las naves de añejamiento.

Sean estas o no las razones, lo cierto es que los espirituosos como Isla del Tesoro, llevan en su sabor el mestizaje de Santiago, la calidez de su gente y la distinción inequívoca de lo auténtico. Seguramente por eso lo prefería Fidel.